Una bomba nuclear colgando de un árbol: cómo un cable roto evitó que Estados Unidos devastara su costa este

Si Goldsboro sigue existiendo hoy es por pura suerte. En 1961, este pequeño pueblo de Carolina del Norte estuvo a punto de ser borrado del mapa por una explosión termonuclear 250 veces superior a la de Hiroshima.

Continuar Leyendo

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>